© 2020 Ruiz Films. All Rights Reserved.

GUADALAJARA

Casarse en la Perla Tapatía al estilo de la época de oro del cine mexicano.

En el occidente de México, justo en la parte central del Estado de Jalisco, se encuentra Guadalajara, la ciudad capital del Estado, con su cielo azul claro y su clima templado, conocida internacionalmente por sus artes de charrería, sus mariachis y su tequila.

Guadalajara y sus alrededores fueron y siguen siendo elegidos por directores del cine nacional y extranjero como escenarios en la grabación de sus cinematografías, entre las que destaca  “¡Ay Jalisco… no te rajes!” con Jorge Negrete y Gloria Marín, película que impulsó a Negrete a la fama no sólo en México,  sino en el mundo.

La figura emblemática de Tito Guizar, actor tapatío a quien se le considera el primer charro del cine mexicano, perdura en el ambiente folclórico de esta gran ciudad en la que se fue construyendo a lo largo del tiempo, el estereotipo del charro, que a finales de los años 30’s se consolidó como el hombre fuerte, romántico y enamorado, quien además de tocar la guitarra, canta, trabaja en el campo, es jinete y viste con elegancia el traje característico del charro jalisciense, consolidándose como el ícono del charro mexicano, con el cual podrás identificarte.

En otro aspecto, Guadalajara luce orgullosa su Centro Histórico, en el que se encuentra la Catedral basílica de la Asunción de María Santísima, que data de finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, como el recinto más elegante y conservador para su ceremonia religiosa, las oportunidades que ofrece este recinto para los fotógrafos y videógrafos de bodas son impresionantes.

Dentro del Centro Histórico habitan también, plazas y monumentos; parques, museos, iglesias, galerías de arte y hoteles. Así como toda clase de edificaciones, entre las que encontramos el Teatro Degollado, con su arquitectura neoclásica; el Instituto Cultural Cabañas, que es Patrimonio de la Humanidad y en donde se contempla la obra de José Clemente Orozco en una de las cúpulas, titulada “El hombre en Llamas”. Así como otros edificios de arquitectura colonial y de estilos arquitectónicos como el Barroco, el Neoclásico y el Art Nouveau, desarrollados en cuatro siglos de historia.

Dentro de los sitios de interés cultural y recreativo se encuentran el Paseo Chapultepec, con sus pintores, artesanos y libreros, el Zoológico de Guadalajara, considerado como el más importante de Latinoamérica por la variedad y número de especies que alberga. Y también, los centros comerciales en los que Guadalajara ha sido pionera en toda Latinoamérica.

Con cinco zonas hoteleras: Zona Minerva, Zona Centro, Zona Expo, Zona Financiera y Zona Rosa, ésta última, con bares y centros nocturnos, Guadalajara se recomienda sola, como uno de los mejores destinos para planear bodas y hacer las grabaciones de cinematografía. También para ofrecer a tus invitados, la cercanía de los Pueblos Mágicos de la región, entre los cuales se encuentran, Chapala con su flora de pinos y encinos; Mazamitla, con sus fachadas y calles pintorescas; Tapalpa, con sus antiguos templos y su actividad artesanal rodeado de un paisaje boscoso; Tequila, en donde podrán disfrutar el proceso de elaboración de esta tradicional bebida y Lagos de Moreno, lleno de museos y plazas con su arquitectura colonial. Lugares que por su atractivo natural pueden ser pensados también para la luna de miel y como escenarios de tu propia película de bodas.

En Ruiz Wedding Films estamos seguros que Guadalajara es uno de los mejores destinos para su boda en los que apoyados por nuestro equipo humano y tecnológico, obtendremos el mejor resultado cinematográfico de su boda.